Curiosidades Universo

La Tierra registra el día más corto de su historia

Unas milésimas de segundo más lenta de lo habitual, la Tierra tarda más en completar una revolución. Según la NASA, esta ralentización de la rotación se debe a los fuertes vientos. Esta desaceleración también se atribuye a los cambios en el clima. Los expertos creen que este cambio está relacionado con procesos en las capas externas o internas del planeta, así como de los océanos. Estos cambios tendrán un impacto en los relojes atómicos.

La rotación de la Tierra se está acelerando

Investigaciones recientes sugieren que la rotación de la Tierra se está acelerando. El planeta tarda aproximadamente 24 horas en girar alrededor de su eje. Los científicos han pensado durante mucho tiempo que la rotación de la Tierra se estaba desacelerando, pero nuevos datos sugieren que se está acelerando. Los científicos han notado un cambio en el tiempo medido por los relojes atómicos. Los científicos han calculado que 2020 será el año con los días más cortos desde 1960. El 29 de junio, la Tierra tuvo su rotación más rápida, pero fue superada rápidamente el mes pasado por 1,50 milisegundos.

Un estudio de datos satelitales sugiere que la rotación de la Tierra se está acelerando. Los científicos han estado estudiando este fenómeno desde principios de la década de 1960. Comenzaron a comparar la rotación de la Tierra con las estrellas fijas del cielo. Se dieron cuenta de que la Tierra giraba más rápido que antes. Luego comenzaron a usar segundos bisiestos para compensar el giro más lento. La Tierra ahora está girando a un ritmo más rápido que en medio siglo.

Los vientos pueden ser los culpables de cambiar la velocidad de rotación

Los cambios en la velocidad del viento, los cambios en la presión atmosférica y otros factores pueden contribuir a cambiar la velocidad de rotación de la Tierra, según una nueva investigación. Además, los cambios atmosféricos pueden tener un vínculo con los cambios climáticos y los eventos de El Niño, según el científico atmosférico David Salstein de Atmosheresearch en Lexington, Kentucky. A pesar de esto, los astrónomos no están seguros de si los cambios en la rotación de la Tierra están directamente relacionados con el cambio climático.

Los patrones de presión del aire afectan la velocidad de rotación de la Tierra, y cuanto más fuerte es el viento, más lenta gira la Tierra. Estos cambios en la velocidad del viento hacen que la rotación de la Tierra disminuya ligeramente, pero la tasa de rotación de la Tierra aumenta en un milisegundo. Estos cambios en la velocidad de rotación se reflejan en las leyes de movimiento de Isaac Newton. Se ha descubierto que los patrones de viento y la posición del Polo Norte afectan la velocidad de rotación de la Tierra, y estos factores pueden desempeñar un papel en la velocidad de la Tierra.

Posible necesidad de un «segundo bisiesto negativo»

En un futuro cercano, se espera que la Tierra registre el día más corto de su historia el 29 de junio de 2022. Sin embargo, si la rotación de la Tierra se acelera a un ritmo alarmante, la Tierra podría necesitar un segundo intercalar negativo para compensar el retraso. Esto provocaría interrupciones impredecibles en los sistemas de TI que están configurados en TAI o Universal Time.

La Tierra tiene una tasa de rotación diferente a la de otros planetas, por lo que el tiempo requerido para completar una rotación no siempre coincide con el UTC en la Tierra. Para compensar, los científicos agregan un segundo bisiesto positivo más a los relojes atómicos. Sin embargo, algunos sistemas tecnológicos asumen que el tiempo avanza, por lo que agregar un segundo bisiesto negativo podría provocar interrupciones masivas. Si la tasa de rotación de la Tierra continúa aumentando, los científicos podrían considerar la introducción del primer «segundo intercalar negativo» para mantener sincronizadas la hora civil y la hora solar.

Efecto en los relojes atómicos

En 1960, los científicos comenzaron a medir la rotación de la Tierra con relojes atómicos de alta precisión. Descubrieron que la Tierra rotaba más rápido en los últimos años. Como resultado, los días de la Tierra no duraban exactamente 24 horas. Pero los científicos aún no han encontrado la causa exacta de los días más cortos. Los científicos sospechan que la rotación de la Tierra es una posible causa. Esta teoría se basa en observaciones de rotaciones pasadas y presentes de la Tierra.

Los científicos ahora están investigando cómo la rotación de la Tierra podría afectar los relojes atómicos. En el pasado, la rotación de la Tierra se ha ido desacelerando. Pero el 29 de junio, se registró que la velocidad de rotación de la Tierra era más rápida de lo normal. Si esta tendencia continúa, el planeta eventualmente necesitará un segundo bisiesto negativo para mantener su hora sincronizada con la hora solar. Esto tendría consecuencias devastadoras para los sistemas de tecnología de la información (TI) en todo el mundo.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.